Habitualmente a la hora de iniciar una empresa los emprendedores escogen formar una SA, SRL o SAS, dado que son los tipos societarios más comúnmente usados, pero existen también otras opciones que pueden adaptarse perfectamente a sus proyectos y brindar beneficios extras.

Las cooperativas de trabajo son una opción que ya se viene utilizando con buenos resultados. Un ejemplo es Tecso, la cooperativa de software más grande del país (1), o Gcoop, una cooperativa de software libre en plena expansión.

Su principal virtud es aprovechar la ayuda mutua de sus asociados para lograr su crecimiento, en especial en aquellos casos en que sea difícil contar con financiamiento externo.

Dentro de los beneficios que trae la estructura cooperativa se encuentra:
I) la posibilidad de limitar responsabilidad;
II) la exención en el impuesto a las ganancias (2), y en el impuesto a los ingresos brutos en varias provincias (3);
III) preferencias en contrataciones públicas y tratamiento tributario (4).
IV) las cooperativas de trabajo no tienen empleados (lo que equivale a un importante ahorro en cargas sociales) (5). Esto no implica que todos cobrarán lo mismo, se pueden establecer categorías y cada uno cobra por el tiempo efectivamente trabajado.

Actualmente el INAES (órgano de control de las cooperativas) ha introducido una serie de reformas que permiten conformar cooperativas de trabajo por medio de Trámite a Distancia (TAD) y con un mínimo de 3 socios (6), agilizando el proceso de constitución.

En este tipo de empresas los canales de financiamiento difieren de los que habitualmente se usan para las sociedades de capital (7). Existen diversas líneas de subsidios, así como la posibilidad de emitir Títulos Cooperativas de Capitalización (Ti.Co.Ca), y líneas de crédito de diversas federaciones y confederaciones.

Para mayor información puede contactarse con nuestro socio:

Guillermo Macchiaroli: guillermo@salamercado.com.ar


(1) https://www.lanacion.com.ar/economia/negocios/del-sueno-de-cuatro-amigos-a-la-cooperativa-de-software-mas-grande-del-pais-nid28072021/
(2) Art. 20 inc. d) Ley 20.628. No es de oficio, hay que pedir la exención ante AFIP. Si queda gravado los retornos percibidos por los socios por su trabajo personal.
(3) En realidad, por aplicación del art. 9 inc. b) punto 1 de la Ley 23.548 de Coparticipación Federal las provincias no podrían cobrar ingresos brutos a las cooperativas, pero muchas de ellas obligan a tramitar la exención.
(4) Por ejemplo la Constitución de La Pampa (arts. 35 inc. c y 42), Córdoba (arts. 36 y 75) y Buenos Aires (art. 41).
(5) Cada asociado será monotributista y la cooperativa solo ejercerá como agente de retención del monotributo.
(6) Resolución INAES N° 1000/2021.
(7) No puede emitirse deuda convertible en participaciones sociales, en tanto los socios deben prestar su trabajo efectivo.

PH: “Berlin Startup Tour” by Heisenberg Media is licensed with CC BY 2.0. To view a copy of this license, visit https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/

Open chat