Por Franco Giandana

Presentamos un listado de ventajas y desventajas con la intención de fomentar el debate sobre los NFT y su utilización en el mercado del arte contemporáneo. Si bien ya existen casas de subasta de prestigio como Christie’s que ofrecen NFT y que han logrado transacciones de hasta 69 millones de dolares ( https://www.bbc.com/mundo/noticias-56368491), existen al mismo tiempo importantes comunidades de artistas que se alzan en contra de esta practica por considerarla perjudicial para el ecosistema y por el absurdo que supone sostener el concepto de “escasez artificial” (https://es.cointelegraph.com/news/ecological-nightmare-backlash-forces-artstation-to-drop-nft-plans). 

 

Antes de comenzar, es necesario realizar la siguiente precisión:

 

  • NFT (‘non fungible token’) es un tipo especial de token criptográfico que utilizando tecnología blockchain, permite representar la unicidad de un elemento u objeto digital (una canción, un video, una fotografía, un GIF, un tweet, lo que fuese.
  • La calidad de “no fungible” de los NFT hace referencia a que estos, al representar un activo digital “único”, no pueden ser intercambiados por otro activo de igual naturaleza y calidad, ya que supuestamente, no hay otro NFT igual.
  • Por su capacidad de representar objetos digitales “únicos”, los NFTs se utilizan principalmente en el mercado del arte y del gaming.
  • En el entorno digital, reproducir un activo digital (crear una “copia”) resulta en un nuevo activo digital que contiene exactamente las mismas características del original, por lo que original y copia son absolutamente idénticos.

 

Comenzaremos listando algunas de las supuestas ventajas de los NFT:

 

  • Suponen una nueva metodología para coleccionar arte: el mercado del arte, y en particular, del arte digital, es un ecosistema complejo donde los precios de las obras que se negocian dependen de dos principales factores: la escasez de la misma, y  el valor o reconocimiento que dicha obra tiene en la comunidad. Por su parte, una obra digital no es necesariamente escasa, toda vez que su reproducción resulta en un nuevo elemento digital de iguales condiciones, de allí se deriva que el mercado de arte digital sea particularmente competitivo. Los NFTs, resuelven la falta de escasez creando “escasez artificial”, 
  • Suponen una nueva fuente de ingresos para artistas: Generar un nuevo NFT no es particularmente complejo. Para muchos artistas, ofrecer NFTs en los “marketplaces” online significa potencialmente una nueva fuente de ingresos.
  • Algunas blockchains permiten activar funciones de trazabilidad sobre el NFT: Los NFT permiten al autor de la obra conocer todas las transacciones que se realicen sobre la obra, incluso facilitando el reconocimiento de regalías por transacción.
  • Permiten múltiples compradores sobre una misma obra: Algunos NFT pueden tener diferentes titulares con diferentes porcentajes, permitiendo a artistas ofrecer su obra a diferentes compradores y diversificar las fuentes de ingresos.
  • Supone un activo financiero: Los NFT pueden ser considerados activos financieros que sus tenedores pueden utilizar para especular en los diferentes mercados, en este sentido, es una opción de inversión. Si a esto sumamos la particular volatilidad de los precios en el mercado de arte, un coleccionista conocer del mundo del arte digital podría obtener retornos a su inversión muchísimo más altos que en otras industrias. Los NFT pueden comercializarse en cualquier moneda que el vendedor acepte, tanto dinero respaldado por los estados, o criptomonedas.

 

En cuanto a las principales supuestas desventajas:

 

  • Impacto ambiental: La tecnología blockchain se caracteriza por su alto consumo energético, y en consecuencia, por la elevada emisión de gases de invernadero. Un estudio realizado por crypto art.wtf, sugiere que la creación de un NFT equivale a la huella de carbono que emite un ciudadano europeo durante dos meses. Cada transacción sobre NTFs tiene el mismo impacto. La creación de NFT en este sentido responde a un interés especulativo de un mercado selecto que tiene sin embargo un alto impacto ambiental.
  • El aparente “scam” de la escasez artificial: La irrupción de internet propició la generación de copias digitales de casi cualquier obra que se pudiera traducir del mundo analógico al digital, y claro está, de las obras creadas enteramente digitales. La facilidad de generar reproducciones idénticas de activos digitales ha significado un mayor acceso a la cultura en términos globales y generales. La escasez deriva de la existencia limitada de los recursos. La digitalidad y la virtualidad permiten superar esta escasez toda vez que reproducir una obra de arte se vuelve en un proceso excesivamente sencillo y económico. Inventar “escasez artificial” es por ende una simulación, ya que cualquier obra registrada en un NFT puede tener miles de copias de igual calidad circulando en red. 
  • Los NFT suponen reproducir un sistema de mecenazgo ya superado: La abstracción de los NFT transforma a su mercado en un espacio principalmente de especulación poco asociado con la calidad artística de la obra o de su impacto en la sociedad. En este sentido, se asemeja más a mecanismos de mecenazgo que restringen el mercado del arte, un paradigma sobre el coleccionismo presuntamente agotado. 
Open chat