No es estafa, pero… ¿puede obligar a indemnizar?

 

Por Guillermo Facundo Macchiaroli

La Cámara Criminal y Correccional – sala 5- resolvió que no incurre en el delito de estafa quien negocia criptomonedas, cuando el inversor que sufrió pérdidas conocía o pudo conocer el alto riesgo y la falta de regulación legal de la operatoria (VER FALLO).

Sin perjuicio de lo resuelto por la justicia en este caso, la inexistencia de delito no implica que el trader no pueda ser obligado a indemnizar al inversor por incumplimiento contractual.

Si se demuestra que de alguna manera se hubiera garantizado una rentabilidad, nos encontraríamos frente a un incumplimiento contractual que permitiría exigir una indemnización por los daños sufridos.

No debemos perder de vista que el trader que negocia en forma profesional con criptoactivos puede ser considerado como proveedor en los términos de las normas de defensa del consumidor, lo cual lo obliga a cumplir con sus disposiciones (arts. 1093 CCyCN y 2 Ley 24.240).

Principalmente está obligado a brindar información detallada sobre las características de la inversión y un trato digno al consumidor (art. 1100 CCyCN  y 4, 8 bis Ley 24.240). El incumplimiento de estas obligaciones lo exponen al deber de indemnizar y a la posible aplicación de la figura de daño punitivo.

Para consultas acerca de este tema, puede contactarse con nuestro departamento de derecho corporativo y nuevas tecnologías.

 

Open chat